fbpx

Curso de magia y hechicería (2). Cómo crear un círculo de protección.

El círculo de protección es una de las primeras técnicas mentales que un brujo o una bruja debe aprender. Sus funciones básicamente son de crear un campo de protección para nosotros y la energía que vamos a manipular posteriormente, ya sean hechizos o rituales, impidiendo el paso de energías no invitadas o deseadas.

Además tambien permite contener esa energía para que no se disperse y pueda concentrarse hasta que sea el momento de ser liberada y enviada para que cumpla su función. La energía ira por el camino que oponga menor resistencia y cuanta mayor concentración y fuerza demos a esa energía, mayores serán las posibilidades de que llegue a su cometido y obtengamos el resultado deseado.

Como vimos en la clase anterior (Reglas básicas de magia y hechicería), para ello usaremos dos prácticas muy importantes para el control de la energía y la mente que son la meditación y la visualización. Las necesitamos para realizar correctamente un círculo de protección, pero además también es importante conocer tu centro de poder, ya que sin él no puedes crear un circulo real.

Empezaremos por un circulo básico de protección. Cuando éste sea dominado, es decir, cuando controles la técnica y la energía básica que vas a manejar en él, podrás pasar al siguiente nivel para crear círculos donde se practica el control de la proyección de la energía y posteriormente podrás invitar otras energías a tu circulo.

Los primeros ejercicios para poder realizar de forma correcta un circulo de protección es realizar una meditación de enraizamiento, de equilibro de Chakras, de conexión con tu energía o poder desde tu centro y de conexión con el universo para después crear y liberar el círculo de protección, todo ello con su correspondiente visualización.

Suena complicado, pero te voy a enseñar una manera muy sencilla y fácil de hacer todo esto que he desarrollado con el paso de los años y la experiencia. Es un ejercicio de meditación y visualización que combina todo lo citado anteriormente y con el que entrarás en un estado adecuado y óptimo de concentración, equilibrio y consciencia para trazar un círculo de protección. Te situará en tu centro donde descubrirás tu energía y su poder. Al principio puede costarte un tiempo realizarlo, pero con la practica podrás hacerlo en 5 minutos. Y algo que suele ocurrir con su practica es que empezarás a notar el beneficioso cambio que genera en ti, serás más sensitivo, desarrollarás el control y el dominio de tus fuerzas y sentirás la necesidad de hacerlo incluso al levantarte o antes de acostarte o cuando el día te carga de energías pesadas y necesitas liberarte y centrarte. También es un buen estado previo para el uso de técnicas adivinatorias, para estudiar o realizar cualquier tarea.

Conecta con tu poder

  • Procura que no haya interrupciones durante el ejercicio. Puedes poner un poco de música relajante, de meditación o sonidos de la naturaleza como la lluvia. Una luz tenue ayudará en tus primeras prácticas y quizás te apetezca colocar algunas velas e incienso.
  • Descálzate y siéntate sobre una esterilla, alfombra, cojín o incluso encima de la cama. Cuando ya domines la técnica podrás hacerlo de pie y en cualquier lugar.
  • Cierra los ojos y realiza unas respiraciones profundas, concéntrate en tu respiración, en como tu aire entra y llega hasta el estómago. Si estas muy tenso, con ansiedad o estrés, notarás que se entrecorta y te costará respirar profundamente. Sigue intentándolo hasta que desaparezca esa sensación de ahogo. Con cada inspiración siente como tu cuerpo se llena de aire y paz, con cada exhalación expulsa las tensiones y negatividades acumuladas del día, visualiza como el aire que sale de ti se las lleva. Hazlo el tiempo necesario hasta que te relajes y aire fluya.
  • En las siguientes respiraciones vas a centrarte en tus pies: vamos a realizar el enraizamiento. Visualiza en tu mente como tus pies tocan la tierra y como de la planta de tus pies empiezan a brotar tus raíces como un árbol, que con cada respiración se hacen más grandes y profundizan en la tierra. Visualiza y siente como por tus raíces empieza a subir la energía en espiral de la tierra como una luz blanca o plateada muy brillante, recorriendo tus piernas, caderas, cada uno de tus Chakras, tus brazos llegando hasta tu coronilla. Tómate tu tiempo para ir sintiéndola en cada uno de los puntos y por todo tu cuerpo.
  • Una vez en la coronilla, céntrate en este punto y visualiza tu canal de entrada de la energía del universo, es como un embudo y con cada respiración se abre y se hace más amplio. Visualiza y siente como baja por el una luz blanca o dorada brillante en espiral por todo tu cuerpo y como va recorriendo cada uno de los Chakras hacia abajo llegando hasta tus pies. Ahora tus Chakras se armonizan y equilibran con la corriente de estas dos energías, visualiza como giran y brillan fuertemente en sus colores o en blanco, en este punto la tierra y el cielo, tu parte material y tu parte espiritual están en equilibrio y armonía. Disfruta de este momento de paz y tranquilidad.
  • Notarás un cosquilleo en algún punto entre tu chakra corazón y el chakra del sacro. Cada uno tenemos nuestro centro en un punto diferente, es el momento en que notarás donde está el tuyo si has realizado el ejercicio correctamente. La sensación es como un hormigueo. Explora y busca esa sensación y cuando lo encuentres céntrate en ese punto, pues de ahí sale la energía y la magia que hay en ti, con la experiencia se activará rápidamente cuando lo necesites.
  • Sigue respirando, sintiendo tu centro y punto de poder; ahora es el momento adecuado para crear un círculo de protección.
  • Para crear el círculo básico, con cada inspiración dirigirás el aire y la energía a tu centro, empiezas a formar una bola de energía que con cada respiración, se hincha más y más… Sigue creando y haciendo crecer de esta forma tu bola de energía hasta que tenga un diámetro alrededor de ti de un metro y medio o dos metros.
  • Una vez conseguido decreta para sellarlo (sube y baja los brazos donde corresponde): “Mi círculo de protección ha sido creado, lo que no es invitado no puede atravesarlo, tanto arriba como abajo, este círculo queda sellado”.
  • Da tres palmadas en el suelo y abre los ojos.

Enhorabuena, acabas de crear tu primer círculo mágico de protección.

Este círculo de protección en esfera te servirá tanto para estar en protección todo el día o la noche si lo deseas, o para un momento en concreto que lo necesites, por ejemplo, mientras realizas algún hechizo (aunque aún no estarás capacitado para concentrar y dirigir su energía, te protegerá si quieres hacer uno). Puedes delimitarlo, en este caso, dibujándolo físicamente tres veces con sal gruesa o una tiza. Comienza por el Norte da las vueltas al dibujarlo en el sentido de las agujas del reloj en el hemisferio Norte y al contrario en el hemisferio sur. Recuerda que por ahora que solo es de protección y no necesitaras liberarlo, solo dar las gracias a la energía de la tierra y la del universo y una vez hayas terminado tu hechizo podrás limpiarlo o recogerlo y desechar los restos.

En este punto creo que ya te habrás dando cuenta que la visualización sirve para programar la energía y dirigirla, por ello se utiliza en todos lo hechizos y rituales.

Pues ya tienes tu primera practica del curso, ahora depende de ti que la hagas y cuanto más mejor, para dominarla y avanzar a un circulo de nivel medio o avanzado.

Recuerda que estoy a tu disposición tanto para ayudarte con mis hechizos como para si necesitas una formación más específica y personalizada. ¡Contacta conmigo!

Deja un comentario